Usted está en: Principal > Historia.

Colonización de Argentina

Contenido

Página anterior

Antecedentes

El Manifiesto de Catalina II "La Grande" otorgaba a los colonizadores grandes ventajas, compensando lo que sería trabajar tierras vírgenes, con grandes promesas de autonomía.
Pero una antojadiza interpretación del Manifiesto, en 1860 por parte de las autoridades rusas, redujo su alcance a 100 años en lugar de "tiempos eternos". Esta interpretación provocó una intensa negociación entre el Canciller Guillermo y el Zar Alejandro II. Se obtuvo una prórroga de 10 años, con vencimiento en 1776, de los efectos del Manifiesto.
La política de rusificación en las distintas zonas colonizadas por alemanes en Rusia, en 1860, comprendió varios aspectos, los principales:
El servicio militar. Se obligó a los jóvenes, desde 1774, a realizar el servicio militar. Para ello las autoridades rusas se apoderaron de la documentación obrante en las Iglesias, ya que allí se podía verificar la edad de los jóvenes a convocar. Esto tuvo como consecuencia que los primeros en emigrar fueron solteros que escapaban del servicio militar. La irrupción de las autoridades rusas en las iglesias fue interpretada por los colonos como una injerencia en sus vidas religiosas.
El problema del servicio militar era que los jóvenes se ausentaban de sus hogares durante 5 años, restando mano de obra para las tareas rurales. Si tenían la suerte de volver de los múltiples conflictos que tuvieron los rusos en esa época, debían reintegrarse a la vida comunitaria.
La escasez de campo. Desde el inicio de la colonización las autoridades rusas se preocuparon por evitar la fundación de ciudades por parte de los colonos alemanes. Por ello las tierras se distribuían inicialmente según el mecanismo del MIR (paz en ruso). Este mecanismo gubernamental, consistía en repartir, cada 12 años, los campos asignados a cada colonia entre los varones de la misma. Cuando una aldea crecía mucho (los alemanes tenían proles numerosas) esto los perjudicaba, porque la tierra dada a cada varón era poca. Sólo se asignaban nuevas tierras si fundaban nuevas colonias, que por lo general era a pocos kilómetros. La partida de grupos de las aldeas madres disminuía la presión demográfica de las mismas, restaurando un poco el equilibrio de cantidad de campo por persona. Pero desde 1860, las autoridades rusas comenzaron a ofrecer tierras en Siberia. Esta medida apuntaba a disminuir la cantidad de alemanes en las zonas colonizadas por miedo que intentaran sublevarse declarándose independientes, o pidiendo la protección de la Federación Germánica.

Todos estos problemas, movieron a los alemanes de Rusia a emigrar a distintos países de América. Las emigraciones más importantes fueron con destino a Canadá, Estados Unidos, Brasil y Argentina.
A esta última llegaron contingentes principalmente de alemanes del Volga, siendo mínima, en importancia, la llegada de alemanes de otras zonas.

Colonización en Argentina

A partir de fines de 1877 se produce la llegada de los alemanes del Volga a la Argentina. Hubieron 2 corrientes. Una fue la que llegó directamente al puerto de Buenos Aires (la más importante) y otra que provino del Brasil. Esta última estaba formada por familias que habiéndose establecido en el Brasil, al no soportar la rigurosidad del clima y no hallar tierras aptas para el cultivo del trigo, deciden trasladarse a la Argentina.
El 5 de enero de 1878 se fundó en el Partido de Olavarría (Provincia de Buenos Aires) la Colonia Hinojo (Colonia Santa María de Hinojo originalmente, pero entre los fundadores la llamaban Kaminka) con 8 familias y 3 solteros llegados de Brasil.
El 20 de enero de 1878 se fundó la Colonia General Alvear, Departamento Diamante, en la Provincia de Entre Ríos. El 21 de julio se fundaron las aldeas Valle María, Protestante, Spatzenkutter (Campo María), Salto y San Francisco (esta fue absorbida por las anteriroes). Todas estas aldeas se fundaron con un contingente de más de 1000 personas llegadas a Buenos Aires en 2 barcos, tras haber sido engañadas que iban a Brasil.
Posteriormente, a fines de 1879, fundaron la Aldea Brasilera, con alemanes que seguían llegando de Brasil.

La característica principal de esta inmigración era la solidaridad. Ello se reflejó en que nuevos grupos de inmigrantes llegaban a las aldeas ya fundadas. Posteriormente esos grupos fundaron nuevas colonias.
Conformaban grupos colonizadores gente de una misma aldea. Los primeros colonizadores, nacidos en Rusia, se separaban entre Bergseiter (colonos de la orilla alta del Volga) y Wiesenseiter (colonos de la orilla llana del Volga) y ambos grupos se subdividían a su vez en católicos y protestantes.

Varias colonias fueron "centros de irradiación". Es decir los grupos de colonos se dispersaban a partir de esa colonia. Casos concretos son la Colonia Hinojos (Provincia de Buenos Aires) de la cual salieron los grupos que luego fundaron las Colonias 1, 2 y 3 (hoy Pueblo Santa Trinidad, Pueblo San José y Pueblo Santa María respectivamente) de Coronel Suárez y la Aldea Protestante (Provincia de Entre Ríos) de la que salieron los grupos que fundaron las colonias San Antonio, Santa Celia y San Juan.

A su vez algunas de estas colonias fueron posteriormente nuevos "centros de irradiación": los colonos que fundaron la Colonia San Miguel Arcángel (Provincia de Buenos Aires) salieron de la Colonia 2. Varias de las colonias fundadas en la Provincia de La Pampa, fueron colonos que se agruparon en la mencionada Colonia San Miguel.
Varios grupos se asentaron en campos y en poblaciones ya existentes mezcládose con la población "nativa", aislándose de sus pares.
Los últimos grupos que fundaron colonias a la usanza tradicional lo hicieron en la Provincia del Chaco y fueron las colonias Juan José Castelli y La Florida en la década del 20.

Mapa de la República Argentina

Provincias con inmigración importante:
Buenos Aires
Entre Ríos
En construcciónCórdoba
La Pampa
En construcciónChaco
 
Otras provincias con inmigración:
En construcciónSanta Fe
En construcciónRío Negro
En construcciónMisiones
En construcciónChubut

Muchos de los Alemanes del Volga que emigraron de Rusia con destino a Argentina eran católicos ó protestantes. Entre los católicos, la Congregación del Verbo Divino tuvo una destacada actuación.

Indice