Usted está en: Principal > Fuentes > Memorias de un Médico Rural.

Memorias de un Médico Rural

Dr. René G. Favaloro

Torres Agüero Editor
189 páginas

Contenido

Prólogo a la Segunda Edición
Índice

Página anterior

Prólogo a la Segunda Edición

Han transcurrido doce años desde que este libro llegó a manos del público. Durante todo ese tiempo, inclusive en estos últimos meses, he recibido innumerables cartas comentando algunos aspectos de él. Nunca pensé que estas simples memorias del momento más trascendente de mi actividad profesional tuvieran tanta repercusión. Las que más me emocionaron fueron las enviadas por los colegas y maestros de las áreas rurales. Todos coincidieron en que se vieron representados, quizá porque transitaron y transitan los mismos caminos que me tocó recorrer.

Ha sido para mí gratificante saber que ha servido de material de lectura en escuelas y colegios diseminados por nuestra patria.

Como consecuencia de esta nueva edición, he vuelto a leerlo como si fuera un libro nuevo, desde su aparición en 1980. Debo confesar que to hice con avidez y emoción. En algunos pasajes mis lágrimas enturbiaron su lectura dándome tiempo de revivir las imágenes de un pasado que terminó de completar los sentimientos profundos de mi alma.

Una vez más quisiera que se entendiese to que señalé en la primera edición: "Mi objetivo no es presentar la simple descripción de hechos anecdóticos sino, a través de ellos, mostrar las condiciones socioeconómicas del interior". Por desgracia lo manifestado en las últimas páginas sigue teniendo la misma actualidad: "Sin embargo, estoy convencido de que en profundidad todo está igual. Ranchos miserables y villas miseria se ven por doquier, pobres escuelitas rurales más destartaladas que nunca están, si se las quiere ver, con maestros que, como los Guiñazú, siguen recibiendo salarios alejados de la realidad. A pesar de la abundancia de médicos carecemos de una medicína organizada". "¿Tendremos capacidad de reaccionar? ¿Seremos capaces de realizar la verdadera reconstrucción? ¿Aceptaremos, sin ambages y sin justificaciones que esta sociedad que llamamos occidental y cristiana está llegando a su fin? ¿Seremos testigos complacientes de que nuestro país también alcance los niveles de libertad desenfrenada de la sociedad de consumo donde la droga, la violencia, el abuso sexual, el crimen, el despilfarro, la destrucción de la naturaleza y la injusticia social son sus resultantes?"

Es necesario insistir una vez más que si no estamos dispuestos a comprometernos -principalmente los universitarios- a luchar por los cambios estructurales que nuestro país y toda Latinoamérica demanda -principalmente en educación y salud- seguiremos siendo testigos de esta sociedad injusta donde parece que el tener y el poder son las aspiraciones máximas.

¿Escucharemos alguna vez los mensajes que nos legaron con sus vidas y sus libros Sarmiento, Hernández, Hudson, Mallea, Martínez Estrada, Agustín Alvarez, Luis Franco, Julio Irazusta, Henríquez Ureña, (por no citar sino algunos pocos) o seguiremos siendo testigos de la decadencia de la sociedad de consumo?

Espero que esta segunda edición contribuya no solamente a conocer la actividad de los médicos rurales, sino también que sirva para despertarnos del letargo en que transcurren nuestros días.

René G. Favaloro
Buenos Aires, julio de 1992

Menú

Índice

Capítulo   Página
I Introducción 13
II El escenario 23
III Los habitantes 59
IV Los primeros años 71
V La formación de la Clínica 127
VI Juan José 151
VII El desarrollo 159

Menú